Humberto Tobón

Humberto es un personaje concentrado, reservado. Cuando asistió –hace más de cinco años– a la primera reunión informativa de un nuevo proyecto, le dijo inmediatamente a su hermano Edgar: «Yo quiero estar ahí». Desde entonces este socio fundador ha estado comprometido con café retiro.

Los hombres de la casa manejan los cultivos: Humberto se ocupa de los cafetales y su hijo Wilfer Daniel está encargado de las hortensias. Valentina, de 14 años, asiste a la escuela en la mañana y ayuda en su casa por la tarde.

Martha Dolly es la mamá que mantiene la familia unida y la casa en orden. Es una enamorada del proyecto de café retiro y sirve con orgullo solamente el café especial producido en su finca. Martha ha aprendido a involucrarse con los temas administrativos y el control de calidad; su sueño es ser barista y ya ha recibido sus primeras clases.

La Naviera está siempre limpia y organizada, los espacios están señalizados y las herramientas siempre están bien cuidadas; sus cafetales estan sembrados entre diversos árboles frutales y de sombrío. Ésta es una de las pocas fincas cafeteras del oriente antioqueño con el sello Rainforest Alliance Certified.

El empeño dedicado a cada detalle de su finca se refleja también en la recolección y selección de los mejores frutos de café. Ambos son procesos manuales que necesitan de la experiencia y el compromiso del caficultor especial.

El café es supervisado personalmente por Humberto durante el despulpado. Después del lavado, el secado se hace según la tradición artesanal: en marquesinas de guadua bajo la luz del sol. Durante todo el proceso Humberto y Martha Dolly llevan un registro cuidadoso de sus cultivos en las cartillas de control de calidad, que respalda y garantiza la excelencia de sus granos.

Los microlotes son una selección de los mejores granos cultivados por cada uno de nuestros ocho socios caficultores. En este café especial de Humberto encontrarás notas a frutos cítricos, limón y azúcar morena.

HISTORIAS RELACIONADAS